Usuario:

Contraseña:

Europa / España
 
 
UN ENCLAVE ÚNICO

Monumentos, gastronomía y cultura en Chinchón, la escapada perfecta a dos pasos de Madrid

Chinchón es un destino que propone numerosas posibilidades para una escapada o para una estancia de varios días descubriendo los rincones más bellos de este enclave único.
 
Plaza Mayor, Torre del Reloj e Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción de Chinchón

Lugares históricos cargados de cultura, la gastronomía de matanza más deliciosa, festividades pintorescas que ya son de interés nacional, eventos para todos los públicos, alojamientos con encanto en parajes idílicos, artesanía, su afamado anís... Todo ello es Chinchón.

Chinchón es un municipio localizado en el sureste de la Comunidad de Madrid; tiene una marcada personalidad que conserva su peculiar singularidad enclavado en medio de la vega de Tajuña, con sus paisajes pardos, grises y ocres. Racimos de casas en torno a su majestuosa Plaza Mayor, denominada como la cuarta maravilla material de Madrid, que conforman las callejas llenas de vida del casco antiguo y que merece la pena descubrir.

Lo primero a destacar de Chinchón, es su evocación a imágenes de otros siglos: balconadas de madera, angotas callejuelas, típicos soportales, iglesias, conventos, ermitas y un castillo abanderan un casco urbano declarado Conjunto Histórico-Artístico. Un ambiente medieval que envuelve a quien lo visita desde el primer momento, y que no le abandonará en ningún momento.

La más conocida es quizás la Plaza Mayor, catalogada como una de las más pintorescas del mundo, lugar donde se realizaban las ferias de ganado allá por 1499. A día de hoy, es el núcleo principal de la localidad y donde está situado el Ayuntamiento de Chinchón. Además, la Plaza está soportada y cerrada por construcciones de tres plantas y balcones de madera denominados 'claros'. Se caracteriza, porque se suele utilizar como corral de comedias, juego de cañas, autos sacramentales y celebraciones taurinas.

Chinchón de noche

Otros lugares y edificios emblemáticos salpican las calles y plazas; como el Monasterio de los Agustinos, en la actualidad Parador de Turismo fundado por los Condes de Chinchón en el siglo XVII. Durante un tiempo albergó a los frailes Agustinos. Cerca del monasterio y del parador se encuentra la ermita de Nuestra Señora del Rosario.

Además, en la corona del pueblo de Chinchón también se pueden encontrar varios reclamos turísticos de especial interés. Primero, las vistas, desde las cercanías de la torre del Reloj y de la iglesia de Nuestra Señora de la Asunción se pueden vislumbrar las mejores vistas del casco urbano de la localidad. Además, en esta colina se encuentran las coloquialmente llamadas torre sin iglesia e iglesia sin torre.

La Torre del Reloj, pertenecía a la iglesia de Nuestra Señora de Gracia, la más antigua de la ciudad, ya que se tiene constancia de ella desde el siglo XIV. Fue destruía durante la Guerra de la Independencia salvándose únicamente la torre. La segunda iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, data del siglo XVI aunque no se terminaron las obras de construcción hasta el XVII. Ésta, mezlca de estilos Gótico, Plateresco, Renacentista y Barroco, conocida sobre todo, por el lienzo de Francisco de Goya que alberga en su interior, la 'Asunción de la Virgen', situado en el centro del Altar Mayor.

Vista parcial de Chinchón

Así, otros muchos rincones arquitectónicos del especial interés para el visitante ávido de historia. El teatro Lope de Vega construido en 1891, destaca por un fantástico lienzo con vistas, alegorías de la ciudad, que hace las veces de telón y que es obra de Luís Muriel, el pintor de cámara de Alfonso XIII. El Castillo de los Condes, el convento de las M.M Clarisas, la Casa de la Cadena, el Castillo Casasola o la Ermita de San Antón son solo algunos de los ejemplos de la riqueza patrimonial de Chinchón.

Gastronomía y festividades


Si por algo es conocida Chinchón es por su amplia oferta gastronómica. El Cordero, el cochinillo y el cabrito asados se combinan con productos de matanza, sopas de ajo, judías chinchoneras o potajes de Vigilia. Además, los postres y dulces también tienen cabida en los hornos de la localidad, en especial, el hornazo, las pelotas de fraile, los repápalos, las tetas de novicia y las pastas de anís.

El anís, el producto célebre de Chinchón, elaborado en la propia alcoholera de la localidad consta de tres tipos: dulce de 35º, seco entre 40º y 50º y el seco especial de 74º. Todos avalados por la Denominación Geográfica de Chinchón, que junto al vino, es uno de los principales reclamos para los viajeros que se acercan a la pequeña localidad.

Anís de Chinchón

Los vinos, realizados a partir de uva garnacha, los caldos de Chinchón pertenecen a la Denominación de Origen 'Vinos de Madrid'. Hay que destacar las bodegas subterráneas que pueden localizarse en diferentes puntos de la localidad, como la Cueva del Murciélago o la Cueva del Vino, donde también se puede degustar un buen chorizo de la región o cualquier otro plato típico.

Otro aliciente más para visitar Chinchón son sus festividades, en especial las fiestas de Semana Santa y las Fiestas Patronales en honor a la Virgen de Gracia y San Roque. En las primeras destaca la representación viviente de la Pasión de Cristo, una de las más famosas y antiguas de la Comunidad de Madrid, declarada Fiesta de Interés Turístico Nacional, que tiene lugar el sábado Santo al anochecer y recoger la tradición de los famosos autos sacramentales que se representan tradicionalmente durante el siglo XVII. Representada por más de 250 vecinos, el cúlmen llega cuando se eleva la cruz de Cristo desde la Plaza Mayor hasta la iglesia de Nuestra Señora de la Asunción.


Las Fiestas Patronales, por su parte, se celebran en honor a la Virgen de Gracia y San Roque se celebran del 12 al 18 de agosto, donde los encierros, toros, verbenas, actos religiosos y muchas actividades se realizan en toda la localidad en la semana grande de la misma. Pasión, cultura, paz, tranquilidad, desahogo, gastronomía, familia, religión e historia se mezclan a tan solo media hora de Madrid.
OcioGo | 03 de Febrero de 2013